ARTE DIGITAL

Hace muchos años que opté por el arte digital (sin dejar de lado, por supuesto, el resto de técnicas). La gran ventaja de “pintar” digitalmente es su versatilidad,  la posibilidad de probar con rapidez diferentes gamas cromáticas, de disponer de varias versiones de una misma obra o, al igual que en el caso del grabado, de poder tener de una misma obras varias copias. Su inconveniente, el que muchas las galerías de arte, lo aceptan con reticencia.